Por qué colocar rejas extensibles

¿Quieres aumentar la seguridad de tu casa y has oído que las rejas extensibles son una buena alternativa? En efecto, se trata de una moda que cada vez más usuarios están siguiendo. Por eso el cerrajero Xirivella, va a enseñarte cuáles son sus ventajas y funcionamiento.

¿Cuáles son las ventajas de las rejas extensibles?

En primera instancia, aunque existen diferentes tipos de rejas extensibles, tenemos que decir que la mayoría de ellas ofrecen las mismas ventajas, como por ejemplo el poder colocarse o quitarse fácilmente, cosa que no ocurre con las rejas fijas.

Como su nombre lo indica, las rejas extensibles podemos extenderlas o contraerlas siempre que queramos. Pueden adaptarse a diferentes situaciones. Y si a eso le sumamos que son realmente fáciles de instalar en cualquier sitio, se antojan una excelente opción de seguridad.

Una reja extensible de calidad, una vez que haya sido instalada por un profesional en la materia, apenas si generará ruidos durante su utilización.

Colocar rejas extensibles

En cuanto a seguridad, debemos decir que las rejas extensibles son realmente difíciles de forzar, tanto como una reja fija, así que debes considerar más el uso que piensas darle que la seguridad que puedan ofrecerte, ya que son parejas en este aspecto. Si quieres, puedes adquirir rejas extensibles fabricadas a medida, para estar completamente tranquilo.

¿Son seguras al 100% las rejas extensibles?

El 100% de seguridad no puede asociarse a absolutamente ningún tipo de protección ni medida que tomemos en casa. No obstante, en https://www.cerrajerossitges.net debemos destacar que las rejas extensibles realmente dificultarán el trabajo de un ladrón que quiera ingresar a tu hogar. Es decir, si colocas rejas extensibles en tu vivienda, es muy posible que los ladrones ni siquiera intenten ingresar a ella, ya que comprenderán que se trata de un trabajo demasiado complicado.

¿Cómo se abre una reja extensible?

Por lo demás, si te preocupa el funcionamiento de las rejas extensibles, tienes que saber que es realmente sencillo. De hecho, únicamente tienes que introducir la llave en la cerradura y abrirla de la misma manera que cualquier cerradura tradicional. Luego tiras hacia uno de los lados, hacia donde quieras abrirla, hasta tener el hueco suficiente para el paso de tu coche o tu familia, y luego la regresas, asegurando nuevamente con llave.